Apuntando a la metástasis cerebral ya establecida

Queremos entender cuales son los mecanismos moleculares que permiten mantener un crecimiento continuado a la metástasis una vez ha alcanzado un tamaño significativo.

La falta de nuevas opciones para tratar la metástasis cerebral y la ineficiencia a largo plazo de las terapias locales, sugieren que nuestro conocimiento de la biología de la metástasis en el cerebro es muy básico e incapaz de traducirse en la generación de oportunidades terapéuticas innovadoras. Aunque se han producido estudios clínicos para identificar moléculas reguladoras de la metástasis cerebral cuando ésta ya está establecida, la falta de validación funcional de estos hallazgos impide asimilar los mecanismos moleculares dentro su biología. Por otra parte, los estudios en laboratorio se han ceñido fundamentalmente a entender los estadios más iniciales de la enfermedad y sus resultados no han sido contrastados específicamente en estadios tardíos. Así pues, aunque este estadio de la enfermedad es el más importante clínicamente, permanece completamente inexplorado experimentalmente. Las diferencias estructurales entre los estadios tempranos y tardíos de la enfermedad (por ejemplo: la limitada interacción con el microambiente cerebral) junto con las diferencias entre los resultados clínicos y los hallazgos experimentales respecto a los mediadores moleculares del proceso, hacen que desarrollemos un proyecto enfocado en los estadios mas avanzados de la enfermedad. Nuestro objetivo es identificar vías de señalización necesarias para el mantenimiento de estas lesiones en el cerebro. Mediante el uso de tecnologías punteras incluyendo el uso de modelos condicionales de la enfermedad, el laboratorio analiza los efectos del bloqueo genético y farmacológico de estas vías de señalización durante las etapas tardías de la metástasis cerebral.